Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Search

Relación de la Ansiedad con el Posoperatorio de la Exodoncia

Relación de la Ansiedad con el Posoperatorio de la Exodoncia

El control de la ansiedad sufrida por el paciente de forma previa a la exodoncia de la muela del juicio es primordial para mejorar su recuperación posoperatoria. El papel del odontólogo y del cirujano maxilofacial es esencial.

Gracias a las palabras de estos profesionales, el paciente verá su nerviosismo disminuido. De hecho, elestudio prospectivo realizado a 88 pacientes demostró esta teoría. Este trabajo de campo fue llevado a cabo por expertos de la Universidad de Sevilla y del Hospital Universitario Virgen del Rocío, lugar donde se realizan alrededor de 5000 exodoncias anuales.

Las personas sometidas a dicho análisis completaron el test Spielberger State-Trait Anxiety Inventory – Trait and Stare antes de ser informados sobre la extracción. Tras ello, se evaluaron sendos dolores e inflamación mediante una escala visual analógica (EVA) que realizaban cada día en casa.

Con este procedimiento, se afirmó que las personas menos informadas sobre el proceso y sobre la cirugía sufren más nerviosismo durante la misma, y más dolores a lo largo del posoperatorio. En cambio, las que son más asesoradas e informadas por los especialistas restaron más tranquilas y menos aquejadas por dolores.

Los pacientes que van a someterse a esta intervención quirúrgica pueden sufrir dos tipos de ansiedad debido al desconocimiento respecto a la cirugía y al temor a “mitos” relacionados con la misma. Estas ansiedades son las siguientes:

  • Ansiedad como rasgo de personalidad: los profesionales deben tenerla en cuenta a la hora de explicar el procedimiento a los pacientes. De todas formas, no es tan fácil de controlar.
  • Ansiedad estado: ésta es consecuencia de la cirugía bucal, y es la que influye de forma directa en la recuperación del paciente.

Así pues, los profesionales en Odontología deben ofrecer información preoperatoria al paciente y explicarle cómo será la intervención. De esta manera, el paciente resolverá sus dudas, acallando sus miedos y por ende, su nerviosismo. El correcto estado anímico de la persona intervenida es esencial para su buena recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con